Con mi maestra en su estudio del baile en Rosario, Argentina.

El Flamenco

El Flamenco en Argentina:

una entrevista con la maestra Romina, su historia y baile, ejercicios para principiantes.

Diario mio

Me he enamorado del Flamenco. La verdad es que empezó en Sevilla en 1997 por ver la intensidad de los cantantes, bailarines y músicos.

Ahora, por tratar de bailar un poco del Flamenco es apreciarlo mejor. Hace algunos meses que voy a una, dos o tres clases por semana (grupales o particulares). La plata que gano de enseñar el inglés va directamente a mis clases de baile. (Tango también.) Es una gran parte de mi aventura en Argentina. A veces, miro vídeos y escucho la música del Flamenco por la noche. Busco las palabras de las canciones. Me he enamorado…

El Flamenco como forma del ejercicio
Normalmente yo practico yoga, camino y corro. Pero luego de esta experiencia en el estudio AlBaile en Rosario estoy pensando en re-enfocarme en el baile. Como ejercicio, me gusta lo que el Flamenco hace al cuerpo. Me enseña el equilibrio. Es ejercicio fuerte para los brazos y el torso tanto como para las piernas. Me da la oportunidad de desarrollar por igual los dos lados del cuerpo, Cuando hago los gestos del brazo derecho necesito emparejar el izquierdo para que puedan parecer conectado el mismo. ¡Pero como mis dos lados no tienen la misma habilidad, yo centro mi atención en hacerlos más parecidos.

Me encanta participar en el alma del Flamenco


Para los principiantes, la maestra nos enseña los pasos de pie en ritmo lento. ¿Si puedo hacerlos despacio, por qué no rápido? Cuando aprendo un nuevo paso de pie se me olvida el anterior. Pero por el gusto de hacerlos puedo apreciar mejor a los bailarines avanzados y profesionales.

Más que los pasos rápidos de pie (quizá porque no puedo hacerlos) me encantan los gestos y los pasos sin mucho ruido – que llenos de detalles de intención son. Mi maestra les llama pasos con pellizco y arte. Dice que por eso yo puedo bailar con el alma del Flamenco a pesar de ser principiante, ya que el sentir y el alma no tienen nivel, edad ni nacionalidad.

El flamenco como meditación


El Flamenco es como una meditación porque demanda toda mi atención. Cuando pierdo un poquito de atención, para ver que lindos son todos o tratar de recordar lo que ya hicimos, no puedo hacer el paso en el presente.. Solo puedo imitar los pasos de la maestra.

La sensualidad del Flamenco


La sensualidad del Flamenco es de a ratos dicha y escondida. Hay gestos de atraer y rechazar al mismo tiempo. Cuando la mano se mueve hacia mí misma, la cabeza y los ojos buscan la dirección opuesta. Se puede tener gestos gruesos de las rodillas y las piernas, cómodos al bailarín; pero del punto de vista de todo cubierto por la falda, parecen finos, evocando la curiosidad de ¿qué pasa bajo de la falda?

Bajo la mirada y el cuerpo muy controlados hay una mujer bulliendo (como agua para máte) con emoción. Ver a los profesionales improvisando es ver sus emociones hervir, dando pasos para expresarlas.

Bailar la música
El Flamenco es la expresión fuerte y profunda de las emociones a traves del cuerpo. Entra por los oídos con la música, pasa por el corazón y el alma, y sale en los gestos del cuerpo.
Me encanta como se baile la música. La música me llama con su intensidad.

Las palabras quiero entender cómo si fueran la clave – la mayoría quejas de la dificultad y injusticias del amor y de la vida. ¿Están los bailarines con los rostros tan serios por el significado de lo que dice la letra? Mi maestra me dice que es por la concentración a los pasos y en sentir intensamente la música en el cuerpo.La manera más clara para expresar esas emociones no se encuentra en la letra pero en la música y el baile que no necesitan las palabras.

Y cuando veo a un/a cantante que baila me parece que es ese desborde de energía que lo llevara a mover su cuerpo y bailar..

Por ser principiante

Como principiante puedo experimentar esa concentración, al intentar poner los brazos juntos con los pasos de pies Para imitar los gestos y pasos tan lindos de mi maestra, presto toda la atención en ella y lo que yo veo de ella y mí misma en el espejo, tratando de hacerlos parecidos. Estoy hipnotizada por los gestos, por el sonido. ¡Y me gusta hacer ruido!

Mi querida maestra, Romina Zambrano.Mi querida maestra, Romina Zambrano.

Entrevista con Romino Zambrano

‘La Romina’ en su estudio

Entrevista con Romina Zambrano

Advertisements